Volver a Salud

Hechizos Salud Sin velas

Contra la confusión mental:Ingredientes: un coco entero, una estampa o imagen de Oxalá / Sagrado Corazón, una toalla blanca limpia. Preparación: el domingo por la mañana, pondremos el coco delante de la imagen y rezaremos la oración más 3 padre nuestro al Sagrado Corazón, pidiendo que bendiga el coco para que nos limpie de todo mal. Esta es la oración: «Todo aquel que ponga su devoción en mi Sagrado Corazón, tendrá su nombre escrito en mi corazón y nunca se borrará. Escucharé todos sus deseos. Llevo conmigo un corazón atravesado por un puñal del dolor y te ruego siempre hagas justicia por mí. Amén.» Por la noche partiremos el coco con alguna herramienta (no estrellarlo contra el suelo). Con mucho cuidado recogeremos el agua del coco y con ella nos mojaremos toda la cabeza, cabello, nuca, frente,… Seguidamente nos envolveremos la cabeza con la toalla y dormiremos así toda la noche. A la mañana siguiente tomar una ducha normalmente (mejor si tenemos champú o gel de coco).

Para aliviar a un enfermo:Ingredientes: tres bolsitas de tela blanca confeccionadas por nosotros mismos, alpiste para pájaros. Preparación: poner debajo de la cama del enfermo las tres bolsitas rellenadas con alpiste, y dejarlas ahí durante 7 días (con sus noches).Después llevarlas a la puerta de un cementerio pidiendo que se tome cuenta de la enfermedad y el enfermo sane.

Para calmar los nervios:Ingredientes: un puñado de hojas de pasiflora, unas ramas de albahaca, una bolsita de tela blanca hecha por nosotros. Preparación: poner debajo de la almohada las plantas para proporcionar dulces sueños y tranquilidad.

Proteger la salud en el hogar:Colgar un ramillete de ruda a la puerta de entrada de nuestra casa.

Rito para curar el hipo:Colocar sobre la frente de la persona que lo padece un trozo de hilo rojo sujetado con saliva.

Hechizo para curar el hipo:Beber 3 tragos de agua sin respirar mientras recitamos mentalmente lo siguiente: «Hipo tengo, a mi novio se lo encomiendo. Si me quiere bien, que se lo quede él; si me quiere mal, que me lo vuelva a dar.» También se puede recitar lo mismo tres veces, metiendo nariz y boca dentro de una bolsa pequeña.